Mrv

Un blog donde podrás encontrar de todo


Cómo ahorrar independientemente de tu situación financiera

Hace apenas unos días, el presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy aconsejaba ahorrar a las familias españolas: “Desde los poderes públicos debemos incentivar el ahorro a largo plazo (…) que sirva como complemento de la pensión pública, para la educación de los hijos, un proyecto personal o superar cualquier revés que nos pueda traer la vida”. Sin embargo, ahorrar no es precisamente una costumbre o un hábito muy común entre los españoles. De hecho, según el INE, de cada 100 euros que quedan en los hogares después de impuestos, se destina poco más de seis al ahorro.

Pero lo cierto es que existe una parte considerable de españoles que no cuenta con mucho margen para ahorrar. Con esto nos referimos a los más de seis millones de personas que tienen un salario inferior al SMI, y de los más de dos millones de mileuristas: en total, casi ocho millones y medio de españoles que tienen poca o muy poca posibilidad de ahorro. Por ello, el comparador financiero y de préstamos con asnef WannaCash.es ha elaborado una serie de consejos y hábitos que cambiar para reducir el dinero gastado.

savings, money, annuity insurance, retirement and people concept - close up of senior woman hand putting coin into piggy bank

Ahorrar es posible, y según indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) es imprescindible pasar revista a tus costumbres cotidianas, cambiar algunos hábitos y hacer buenas elecciones. De esta manera, podrás ahorrar al año entre 2.500 y 3.000 euros. Así que vamos allá.

La cesta de la compra

Es un gasto prácticamente diario que se lleva aproximadamente un 20% de nuestro presupuesto familiar. Para ello: compra productos de temporada; elige el supermercado con mejor nivel de precios; anda con ojo con las ofertas del tipo 2×1 o 3×2, o envases ahorro puesto que, en ocasiones, la fecha de caducidad de estos productos es próxima y se acaba por tirar mucha comida a la basura.

Las facturas de suministros

Las tarifas poco adecuadas suelen ser la causa principal de un gasto excesivo en el consumo de electricidad. Así que revisa la potencia que tienes contratada y comprueba que realmente la necesitas. Es este caso si nunca te ha saltado el interruptor de control de potencia es probable que puedas arañar unos euros a tus facturas; plantéate cambiarte a la tarifa de discriminación horaria, ya que podrás ahorrar bastante dinero por la existencia de horas “valle” (desde las 22 horas hasta las 12; una hora más en verano), en las que la electricidad es más barata; usa los electrodomésticos de manera eficiente; evita el stand by; y revisa si puedes acogerte al bono social.

En tus facturas de teléfono e Internet

Todos los meses pagamos una factura en telecomunicaciones que puede llegar a ser bastante elevada. Actualmente las compañías suelen vender paquetes conjuntos de datos móviles, llamadas, Internet, televisión… Contrata solo lo que necesitas y no te dejes llevar por las compañías insistentes, ni por la última oferta que has escuchado. Compara las diferentes tarifas del mercado, sobre todo de operadoras low cost, puesto que hoy en día puedes elegir entre una gran cantidad de opciones y modificar una tarifa hasta adaptarla a ti, a tus necesidades y a tus hábitos de consumo.

Si tienes una tarifa de móvil antigua o de hace varios años, comprueba las condiciones actuales -incluso de tu propio operador- porque seguramente estés pagando más por peores condiciones.

En el banco

Busca una cuenta que no te cobre un porcentaje de los recibos domiciliados; elige una tarjeta sin comisiones por uso o mantenimiento; y cuando tengas ahorros, inviértelos bien y no caigas de nuevo en el consumo innecesario.

Con el coche

El transporte generalmente se lleva una buena parte de nuestro presupuesto. Por ello, compara las gasolineras de tu zona y escoge aquella que sea más barata; adopta prácticas de conducción eficiente para que el depósito de dure más; y revisa y compara las condiciones de tu seguro.

En definitiva, y como has podido comprobar, hay muchos aspectos de tu vida cotidiana en los que un cambio y una inversión de unas horas para investigar o comparar te pueden ahorrar cientos e incluso miles de euros al año. Actúa. Y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.


Todo lo que necesitas saber sobre la subida del salario mínimo

El salario mínimo anual será de 11.900 euros en 2020
España ocupa el puesto 17 en el ranking mundial de SMI

La ministra de Empleo Fátima Báñez anunció hace unos días la subida de un 4% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2018, lo que lo situará en 735,9 euros en catorce pagas, tras el acuerdo alcanzado entre el gobierno central, las patronales y los sindicatos. Además de acordar una subida de un 5% en 2019 y de un 10% en 2020 para alcanzar los 850 euros. Pero, ¿qué es el SMI? ¿A cuántos trabajadores afecta? ¿Es aplicable a todos los sectores y contratos del mercado laboral?

En primer lugar y antes de explicar todos estos aspectos, tal y como recuerda el comparador financiero y de créditos online WannaCash.es el acuerdo está condicionado a dos factores: que haya un crecimiento de la economía superior a un 2,5% y que la afiliación suba en más de 450.000 cotizantes cada año. Si esto no se cumple, no habrá subida efectiva del salario mínimo interprofesional.

El SMI lo que hace es fijar la cuantía retributiva mínima que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo, edad o tipo de contrato (temporal, fijo, jornada completa o tiempo parcial). Es un valor que, según lo estipula la ley, debe ser revisado cada año por el gobierno central y publicado mediante un Real Decreto.

smi

Por su parte, la variación del SMI depende de factores como el IPC, la productividad nacional, la renta nacional y la situación económica en dicho momento. Para tener una perspectiva real de la evolución de este valor en España bastaría con saber que en 2002 el SMI era de 442,20 euros. La subida desde entonces ha sido progresiva a excepción de los años 2012 y 2014 -época de recesión y crisis económica-, en los que se mantuvo el valor del año anterior.

¿A cuántos trabajadores afectará esta subida? Según el Ministerio de Trabajo, a más de medio millón. Los cuales verán aumentar su salario anual de los 9.908 euros actuales a los 10.302 euros en 2018, pasando a 10.817 euros en 2019 y, por último, a los 11.900 euros en 2020. España a día de hoy, y en relación al SMI, ocupa el puesto número 17 del mundo por detrás de países como Chipre o Andorra.

Tal y como hemos dicho anteriormente, afecta a todo tipo de contratos y a todos los sectores, si bien es cierto que el mayor número de perceptores del SMI en nuestro país se concentra en el comercio y la hostelería. Pero no olvidemos un dato: teniendo en cuenta que el salario mínimo va a subir un 4% y que el IPC únicamente se ha incrementado un 1,6% podemos decir que los trabajadores ganarán poder adquisitivo.

Sin embargo, y a pesar de que la subida del SMI desde el 2016 hasta 2020 será de casi el 30%, los sindicatos recuerdan que España debe acercarse al valor que marca la Carta Social Europea: un salario mínimo cercano al 60% del sueldo medio del país -1.878 euros en 2016-, es decir, tendría que acercarse a los 1.126 euros al mes. Una cifra todavía muy lejana.


Consejos para utilizar tu cañón de confeti

Cañon de cofeti

La inclusión de cañones de confeti para animar diferentes tipos de eventos es, sin duda, una de las mejores ideas a la hora de conseguir un ambiente festivo. Podemos ver su uso en una gran cantidad de los escenarios habituales que forman nuestro tiempo de ocio, como por ejemplo salas de discoteca, estadios y salas de conciertos. Por esa razón en este post queremos daros algunos consejos para la manipulación de estos cañones de confeti manuales, para que tu evento sea todo un éxito.

Lo primero que tienes que saber es que utilizar una máquina de confeti no es nada complicado, ya que su manipulación es muy sencilla. Apuntando al aire y girando la parte inferior del tubo para dispararlo obtendremos el efecto deseado; sin embargo, es cierto que debemos tener en cuenta algunos factores para realizar esta operación de forma segura para que no implique ningún tipo de accidente. Eso se logra desde la misma adquisición del cañón de confeti; deberemos comprar aquella máquina que mejor se adecue a las características de nuestro evento y local.

 

Hay toda una gama de tubos con diferencias de tamaño y de cantidad de consumibles en su interior. Escogeremos un tipo u otro en función de lo grande o pequeño que sea el espacio; evidentemente, la potencia de disparo varía en función de la cantidad de consumibles y del tamaño. Aunque parece una cuestión básica, asegúrate de apuntar correctamente el cañón: de esta manera evitarás cualquier tipo de accidente y obtendrás el impacto visual deseado. Jamás apuntes a ninguna persona o masa de gente con el cañón, ni siquiera a la hora de manipularlo.

 

Es importante que en el momento de disparar el cañón estiremos los brazos lo máximo posible para evitar el contacto y, así, posibles efectos y golpes derivados del disparo. El tubo siempre tiene que mantener una posición vertical, ya que de esta manera la lluvia de confeti se mantendrá de forma más persistente; aun así, si contamos con mucho espacio o queremos “dirigirlo” en una dirección concreta (como por ejemplo en un cumpleaños, aniversario o boda) podremos inclinar el cañón de forma diagonal para obtener el efecto deseado.

 

Finalmente, asegúrate de que el cañón de confeti no es expuesto a ningún tipo de fuente de calor (que esté expuesto al sol, o a un foco de calor cercano). Asimismo, cuida que la máquina no reciba golpes ni que tenga ningún tipo de agujero o rotura, ya que si no la manipulación podría provocar un accidente. También revisa que no haya obturaciones en el cañón.

 

Al margen de las imprescindibles cuestiones de seguridad, es importante que tengas en cuenta el tipo de evento al que este dispositivo va dirigido para escoger, por ejemplo, el color del confeti que se disparará. Puedes realizar una mezcla de varios colores si tu evento tiene un patrocinador con un logotipo determinado, o también teniendo en cuenta aspectos como los mismos colores de la infraestructura del lugar. De esta manera y cuidando su manejo y uso, tu evento será todo un éxito.

 


¿Cuál es la diferencia entre un sintetizador y un controlador MIDI?

Sintetizador

A la hora de adentrarnos en el terreno de la producción musical, existe toda una serie de necesidades que deberemos suplir para llevar nuestro proyecto a buen puerto. Un factor que resultará indispensable será contar con las mejores herramientas musicales que sirvan a nuestros fines de la mejor manera posible. Por ejemplo, a la hora de desarrollar actividades relativas tanto a la grabación como a la producción de música electrónica, requeriremos de aparatos como sintetizadores o teclados MIDI. Es muy importante conocer las características de ambos tipos de aparatos, que son bastante diferentes en cuanto a sus funciones, para poder extraer todo su potencial; por eso, a continuación, pasaremos a describir cada uno de ellos en mayor detalle.

 

Sintetizador

 

Un sintetizador es, principalmente, una máquina creativa. Este aparato sirve para dar rienda suelta a las ideas que surgen en relación a la creación musical. A través de este instrumento se puede modificar o crear el sonido que se desee manipulando los parámetros de audio. De esta manera, cambiando las variables a nuestra disposición como los filtros, los efectos, los osciladores y los envolventes, es posible dar vida a nuestras ideas. También debemos saber que su configuración puede ser de tipo digital o analógico; los de este último modelo pueden crear música usando formas crudas de ondas; en cambio uno de tipo digital puede llevar a cabo muchas de las funciones de un teclado MIDI, como el control de dispositivos externos.

 

Sin embargo, como ya hemos señalado, el sintetizador digital no sólo sirve como controlador (ésta no sería su función principal), sino que su tarea más importante consistiría en la manipulación de datos de audio tanto para la grabación como para la reproducción. Otra de las diferencias que hallamos entre los sintetizadores profesionales y los controladores MIDI es que el primero no necesita de un teclado para funcionar. Su diseño, en la mayoría de los casos, permite que se puedan reproducir estos sonidos si conectamos un teclado MIDI y presionamos las teclas.

 

Teclado MIDI

 

A diferencia de los sintetizadores, los teclados MIDI no permiten manipular a tan alto nivel de detalle el audio. Por norma general, estos instrumentos contienen una biblioteca de sonidos ya predefinidos, con los cuales se puede jugar; también hay otros teclados que no reproducen ningún tipo de música, que serían los denominados teclados controladores. En este caso, se necesita un dispositivo secundario para poder reproducir el audio. Los teclados MIDI siempre son digitales, a diferencia de los sintetizadores, que también pueden ser analógicos.

 

Un teclado MIDI puede conectarse al ordenador y, a través de un programa de grabación digital, seleccionar cualquier instrumento que esté en pantalla y reproducirlo a través del teclado. De esta manera, se crea un intercambio de información musical entre el PC y el teclado que nos asiste en la producción y en la grabación de los sonidos.

 

Sea cual sea el tipo de aparato que necesites, asegúrate de que corresponda a tus necesidades y que se ajuste a la calidad que necesitas para hacer realidad tu proyecto.

 


Los cheques: claves y funciones de este medio de pago

El cheque como método para pagar se lleva usando desde hace más de dos siglos, especialmente en la realización de transacciones comerciales. Sin embargo, ha ido perdido protagonismo en los últimos años debido a la aparición de las nuevas tecnologías y la llegada de las tarjetas de crédito, la banca online y, recientemente, el pago a través del teléfono móvil.

En pocas palabras, un cheque es una orden de pago por escrito que permite a la persona que lo recibe cobrar la cantidad estipulada en el documento, siempre y cuando dicho total esté disponible en la cuenta bancaria de quien lo emite. Es decir, mediante un cheque autorizas a un tercero a retirar dinero de una cuenta, sin necesidad de que el sujeto sea el titular de dicha cuenta.

Hay diferentes tipos de cheques, en concreto seis modalidades, cada cual con sus características particulares. El cheque personal, el más común y popular, es el emitido a la cuenta corriente de una persona física o jurídica y para hacerlo efectivo es necesario que el librador -persona o empresa que emite y firma el cheque- disponga de los fondos indicados. Esto quiere decir que si alguien te paga con un cheque personal, no podrás tener la seguridad total de que lo cobrarás. Y además de tener que reclamar el pago, el banco te cobrará una comisión por cheque devuelto que varía entre el 2% y el 3% de la cantidad total estipulada. De hecho, el banco en cuestión podrá cobrarte una comisión si no se cobra el cheque en la misma entidad que el emisor del mismo.

cheque

 

Estos motivos, según indica el comparador financiero y de créditos con Asnef WannaCash.es, así como la falta de seguridad y posibles falsificaciones han provocado que el uso del cheque personal haya disminuido tras la llegada de otros mecanismos de pago más rápidos, cómodos y seguros.

Por otro lado encontramos el cheque conformado; en el cual existe la seguridad de que el emisor del cheque tiene fondos suficientes en su cuenta; cheque de caja, emitido por una institución crediticia para que sea cobrado por sus propias sucursales; cheque bancario, el emisor es el propio banco y el cual debe pagarlo; y el cheque de viaje, permite efectuar pagos en diferentes divisas en la mayor parte de países del mundo.

En cuanto al tiempo del que una persona dispone para cobrar el cheque son de 15 días para los cheques emitidos y pagaderos en España; de 20 días para los emitidos en Europa y pagaderos en España; y de 60 días para los cheques emitidos en el extranjero y pagaderos en España.

Por último, hay quien desconoce cuáles son las diferencias entre un cheque, un pagaré y una letra de cambio. Pues bien, la principal diferencia entre el cheque y el pagaré es que este último permite ser posdatado, es decir, que su cobro puede hacerse efectivo más adelante, en la fecha determinada y pactada entre las partes (por norma general el plazo es de 30, 60 ó 90 días). La letra de cambio, por su parte, comparte las mismas características que el pagaré, pero tiene una gran diferencia: la persona que emite el documento es el acreedor o librador, mientras que el pagaré lo emite, normalmente, el propio deudor.


¿Qué es el Euríbor? ¿En qué me afecta?

shutterstock_87572509

En un país como España, donde prevalece la propiedad de la vivienda, la palabra Euríbor cobra especial importancia y relevancia para la ciudadanía. Pero, ¿qué es? ¿Cómo se calcula? ¿Cómo incide en nuestras hipotecas? El comparador financiero y de créditos rápidos WannaCash.es lo explica a continuación.

El Euríbor (acrónimo de Europe Interbank Offered Rate o Tipo europeo de oferta interbancaria en español) es el interés aplicado a las operaciones entre bancos de Europa, es decir, el porcentaje que paga como tasa un banco cuando otro le presta dinero. Y, habitualmente, es el índice de referencia usado para calcular los tipos de interés de los préstamos hipotecarios. Desde el año 2016 el grupo de bancos que comunican el tipo de interés interbancario pasó a ser de 23, de los cuales 4 son españoles (BBVA, Santander, Caixabank y Cecabank).

La forma de calcular el Euríbor es muy sencilla: todos los días laborables se solicita a cada uno de los bancos que envíen sus tipos de interés. Una vez se tienen todos los valores, se elimina el 15% más alto y el 15% más bajo de los tipos de interés recogidos y se realiza la media aritmética del resto. El resultado siempre irá a tres decimales.

shutterstock_87572509

Entonces, si el Euríbor está en negativo, ¿por qué sigues pagándole al banco? Porque los bancos, cuando conceden una hipoteca a interés variable -los más comunes-, también le añaden un diferencial. Por lo tanto, si aplicamos la media provisional del mes de septiembre del Euríbor (-0,165) y el diferencial de tu hipoteca (1%, por ejemplo), al final se te aplicaría un 0,835% de intereses. Es por ello que durante estos años de recesión y con el Euríbor en números negativos, los diferenciales aplicados por los bancos han sido mayores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta un aspecto importante y que en ocasiones se ignora: qué mes se tiene la revisión, que por contrato suele estar fijada una o dos veces al año. Así, si la revisión la tienes en octubre, se te aplicará el interés mensual del mes de septiembre y nunca el de otro mes, aunque te resulte más beneficioso.

Antes de adentrarte a firmar un préstamo hipotecario, ten claro lo que implica un interés hipotecario variable y un interés fijo y, en definitiva, si puedes afrontar cambios constantes en la cuota de tu hipoteca, puesto que suele haber grandes fluctuaciones entre meses. Porque, aunque desde un punto de vista histórico las personas que se decantan por un interés fijo terminan pagando menos, esto no siempre es así y dependerá de la situación económica y financiera del país y la Unión Europea. Y eso no es fácil de prever.


Destinos vacacionales baratos en 2017

destinos vacaciones 2017

El coste de los billetes de avión suele ser un factor diferencial a la hora de escoger nuestro destino en vacaciones. Por lo tanto la clave está en viajar de forma económica, lo cual depende de muchos factores… aunque principalmente son el destino, la época del año y la antelación a la hora de comprar el vuelo.

Según un estudio de Skyscanner, viajar este año resulta más económico que en periodos anteriores. De hecho, los precios de los vuelos a algunos destinos han bajado hasta un 45%, con descuentos que rondan los 300 euros por persona.

Las ciudades europeas son las que mayor descenso han registrado en cuanto a los precios en sus vuelos y viajar a ciudades como Sofía -capital búlgara- cuesta un 45% menos (106€), seguido de Liverpool y Toulouse, ambos un 38% más baratos (83€ y 104€ respectivamente). Además, los amantes de Brujas y Copenhague podrán visitar estas ciudades con vuelos un 33% más económicos (107€ y 110€ respectivamente).

Por su parte, Gran Canaria es la ruta nacional que más baja su tarifa aérea, exactamente un 30% (107€). Además de lugares como Vigo, Oviedo, Menorca y Tenerife, cuyos billetes bajan más de un 20% sus precios respecto al año pasado.

Sin embargo, si tu idea es viajar a un lugar exótico y lejano, Cabo Verde es una excelente opción este año, puesto que su precio ha bajado alrededor de 200€. O Beirut, el principal puerto marítimo de Líbano, con vuelos 118€ más económicos. En Estados Unidos también encontramos ciudades muy atractivas para visitar como Las Vegas y Phoenix, con reducciones de 229€ y 305€ respectivamente.

Pero, como mencionamos anteriormente, es muy importante saber cuándo viajar. A pesar de que por regla general, julio y agosto resultan los meses menos económicos, ciudades como Toulouse y Phoenix bajan sus precios durante estos meses, por lo que serían una opción ideal para este verano. Si eres previsor y sueles reservar con antelación ten en cuenta que enero es el mes ideal para viajar, ya que encontrarás vuelos a mitad de precio con respecto a otras épocas del año. Y más todavía si reservas con varios meses de antelación.

Y es que el dato es demoledor: casi el 80% de los viajeros consideran el coste de los billetes de avión uno de los principales factores a la hora de decidir destino vacacional. Así que, aparte de recomendarte esta serie de destinos económicos, el comparador financiero y de préstamos rápidos WannaCash.es también te aconseja organizar y reservar tus vacaciones con antelación y previsión, no a última hora. Tú y tu bolsillo lo agradeceréis.


Consejos a seguir para ahorrar en la factura de la luz

factura de la luz

El recibo de la luz ha bajado en marzo un 6% de media respecto a febrero (tras nueve meses consecutivos al alza entre mayo de 2016 y enero de 2017), pero cierra el primer trimestre de 2017 con una subida del 21% en comparación con el mismo periodo de 2016. O lo que es lo mismo, el recibo del primer trimestre se ha situado en 212 euros, frente a los 175 euros en el mismo periodo del año anterior.

Todos somos conscientes de que el precio de los suministros eléctricos supone un gran esfuerzo para la economía familiar. Por lo tanto, la pregunta pertinente es: ¿cómo puedo ahorrar en la factura de la luz? A continuación el comparador financiero WannaCash indica una serie de consejos prácticos a seguir para mantener a raya este gasto.

En primer lugar debemos ajustar la potencia de la luz. Si tienes contratada una cantidad superior a la que necesitas estás encareciendo de forma importante tu recibo de luz. Y es que cuanta más potencia contratas, más cara te sale. Concretamente, alrededor de 50 euros al año por cada 1,15 Kw de potencia. La potencia adecuada depende de cada consumidor, del número de aparatos eléctricos y del uso que hagas de ellos. Pero si nunca te han saltado los plomos, quizás tengas más potencia de la que necesitas.

El modelo de tarifa es otro aspecto importante. Las compañías eléctricas ofrecen diferentes tarifas de luz. ¿Cuál es la más adecuada? Depende de tus hábitos, del consumo y de la potencia contratada. A grandes rasgos, existen dos tipos de tarifas: la tarifa regulada (marcada por el Gobierno, la oferta y la demanda y las subastas) y la tarifa de mercado libre, que es un precio fijo por Kw usado que te ofrecen las comercializadoras de electricidad. Desde la Organización del Consumidor y del Usuario (OCU) indican que hay ofertas del mercado libre que son mejores que las del mercado regulado, y viceversa, por lo que te recomendamos analizar cada oferta y contratar aquella que mejor se adapte a tus necesidades.

En relación a los hábitos de cada usuario, cabe señalar que la mayoría de las tarifas ofertadas (tanto reguladas como libres) permiten la discriminación horaria. Este tipo de tarifas hacen que pagues menos en concepto de peajes por el consumo realizado las horas con menos demanda energética (desde 22 horas hasta las 12 horas; o desde las 23 horas hasta las 13 horas en verano), a cambio de pagar más si lo usas el resto del día. Si puedes permitirte concentrar el 30% de la luz que consumes en horario valle, como se denomina a este tramo, esta opción es muy interesante y puede hacer bajar la factura de la luz considerablemente.

Obviamente, los aparatos en ‘stand by’ son un factor a tener muy en cuenta. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), este tipo de consumo pueden llegar a ocupar el entre el 7 y el 12% del total del gasto de luz. Porque aunque apagues la televisión o el portátil, si el aparato en cuestión está enchufado, consume energía.

Por último, si tienes un margen económico suficiente, invierte en electrodomésticos eficientes. Si bien es necesario un desembolso inicial, la compra de electrodomésticos con una buena certificación energética (A, A+ o A++) sale mucho más rentable a medio/largo plazo que el uso continuo de aparatos con mala certificación (C, D o E).

Sin embargo, no podemos olvidarnos de los malos hábitos y de los pequeños detalles: apaga siempre las luces cuando salgas de una habitación y apaga la calefacción o el aire acondicionado cuando te vayas, aunque solo sea “un momento”.


La importancia del historial crediticio

historial crediticio

Las entidades financieras y los prestamistas privados evalúan el riesgo de conceder un préstamo según tu scoring o historial crediticio, al que tienes derecho a acceder por ley.

El historial de crédito, al contrario de lo que mucha gente cree, es muy importante a la hora de negociar con tu banco o contratar un producto financiero. De hecho, la consulta de este historial por parte de las entidades es muy común y en ocasiones determina que puedas beneficiarte o no de un determinado producto, que lo hagas con mejores o peores condiciones e, incluso, que seas seleccionado o no para un puesto de trabajo.

En primer lugar, el historial crediticio es un informe emitido por una entidad especializada (en España generalmente operan Equifax, Experian y TransUnion) donde se detalla el historial de pagos e impagos de una persona física. De esta manera, es utilizado por los bancos y prestamistas privados para evaluar la solvencia y la capacidad de pago del cliente en cuestión.

El informe contiene, entre otros datos, información personal de la persona como la dirección particular, el lugar de trabajo, los ingresos, los antecedentes en el pago de facturas (si fueron pagadas sin incidencias, o con retraso), el registro de solicitudes recientes de crédito (si se efectuaron los pagos en el día, y si tiene pagos o deudas pendientes), si se han devuelto recibos por falta de fondos o si se ha suspendido o cerrado alguna cuenta bancaria a su nombre. Es importante que sepas que, por ley, cualquier persona puede tener acceso a una copia de su informe de crédito.

Generalmente, a la hora de solicitar minicréditos rápidos u otro tipo de préstamos financieros, las entidades evalúan el valor de tu scoring. Pero, ¿qué conlleva tener un scoring alto o bajo? El scoring, según indica el comparador de créditos rápidos WannaCash, es la nota o el número que usan las empresas financieras para comparar los informes crediticios de los clientes. Podríamos decir que es una manera de evaluar y sistematizar el proceso de puntuación para que les resulte más sencillo y rápido medir el riesgo de la operación. Cuanto más scoring, más solvencia y mejor será tu historial crediticio. Por el contrario, un scoring bajo indica un historial negativo y, por lo tanto, evidencia algún tipo de problema económico.

En definitiva, resulta conveniente tener un historial crediticio positivo ya que, al fin y al cabo, es como tu marca financiera, la que te permite saber cómo has gestionado -y gestionas- tu dinero y si dispones de la confianza de las entidades financieras para requerir condiciones más favorables, una reducción de comisiones e intereses o, simplemente, para tener acceso a un producto bancario cualquiera.


Invertir en bolsa: consejos y precauciones

invertir en bolsa, consejos y precauciones

Seguramente alguna vez te has planteado invertir en bolsa, pero no sabes por dónde empezar, o simplemente te parece que el mundo bursátil es complejo e inaccesible. Por este motivo, el comparador financiero y de minicréditos WannaCash trata de explicar a continuación algunas de las directrices más importantes para invertir en bolsa de una forma segura y responsable.

En primer lugar, es imprescindible saber que hay dos formas de generar ingresos en Bolsa: comprando acciones de una compañía y venderlas una vez suba su precio (plusvalías), o bien a través de los dividendos, o lo que es lo mismo, los beneficios que dichas empresas reparten entre todos sus accionistas. Existen otros caminos, como por ejemplo la venta de derechos en las ampliaciones de capital o las acciones que se dan en una ampliación de capital liberada, pero son menos comunes.

“Especulador” e “inversor” son términos que todos hemos escuchado pero, ¿qué los diferencia? A rasgos generales, su estrategia. Es decir, en el primer caso el plazo de una inversión lo marca el mercado, puesto que mantiene un valor en cartera mientras la tendencia de este es alcista y, por lo tanto, se trata de inversiones a corto plazo. Por el contrario, el inversor no entra o sale en cada fase del mercado, sino que mantiene su inversión a medio/largo plazo.

Pero no lo olvides: invertir en bolsa es invertir en renta variable. Esto significa que la rentabilidad puede variar al alza, pero también a la baja. Por lo tanto, y aunque parezca una obviedad, conviene tener muy presente que se puede ganar dinero, pero también perderlo en grandes cantidades. De hecho, el principio bursátil de ‘a mayor rentabilidad, mayor riesgo’ se muestra en toda su dimensión en la bolsa.

‘Invierte el dinero que no necesites para mañana’. Ésta otra máxima a cumplir por aquellos que se quieren adentrar en este mundo por primera vez. Y es que las acciones son relativamente fáciles de comprar y de vender y, en el caso de que nos veamos obligados a desprendernos de nuestras acciones porque necesitamos ese dinero, es probable que se haga a un precio menor del que se compró y se incurra en pérdidas. Es por ello que los expertos recomiendan no endeudarse para invertir en bolsa, puesto que las pérdidas pueden llegar a ser muy elevadas y provocar una situación indeseada.

En definitiva, sé consciente de que invertir en bolsa no te hará rico de la noche a la mañana. Invertir en bolsa y, por lo tanto, en renta variable es simplemente una opción que sirve para intentar sacar un rendimiento extra a tus ahorros, pero para nada más. Y para sacar dicha rentabilidad hay que combinar dinero, paciencia, conocimiento y, por supuesto, también suerte.