Scrapbooking: ideas creativas para todo el año

El scrapbooking es, sin duda alguna, una de las actividades que se han hecho más populares entre personas de todas las edades durante los últimos años. Una forma divertida y muy creativa de hacer álbumes o de decorar libretas y agendas de manera personalizada y única, creando algo muy particular que disfrutar nosotros mismos o regalarlo.

 

Es por esa razón que cada vez es más habitual ver talleres de scrapbooking donde las talleristas aprovechan días señalados o temáticas concretas para enseñarlos a volcar toda nuestra creatividad utilizando materiales diversos y fotografías. A continuación os vamos a dar algunas ideas sobre temáticas y materiales que podéis emplear para vuestros próximos scrapbookings: ¡hay muchísimas ideas que pueden tener resultados excelentes!

 

La primavera: desata los aromas florales

La primavera es la estación más colorida del año, en la que celebramos la llegada del buen tiempo (y de las lluvias) y el regalo de la naturaleza en forma de flores de todos tipos. Aprovechar flores secas para la decoración de nuestros scrapbooks nos aporta un toque muy natural y fragante que se puede combinar con fotografías de la naturaleza, así como con materiales suaves que combinen con estos. Cartulinas en tonos claros donde destaquen el resto de elementos son perfectos; para días especiales, como por ejemplo el Día de la Madre, podemos optar por añadir colores y componentes que le gusten especialmente a ella para hacerlo más personalizado si cabe.

 

¿Boda a la vista? ¡El regalo perfecto!

Si tienes ganas de hacer un regalo muy personal a los novios, un álbum de scrapbook puede ser una de las mejores opciones a tu alcance. Desde componer la historia de vuestra amistad o de vuestros lazos familiares a través de las fotografías hasta recopilar vuestros mejores momentos juntos. Existen muchos accesorios para este tipo de manualidades que resultan muy útiles para darle un toque elegante a nuestra creación: las tiras de celo de colores pastel o washi tapes temáticos, por ejemplo, pueden sustituir al típico adhesivo. Los stickers especiales con mensajes pueden, por otro lado, aportar el toque divertido. En estos casos también son muy útiles los bolígrafos especiales de purpurina para escribir en letras llamativas y con una pizca de glamour.

 

Recuerdos veraniegos

Desde un muestrario de las piedras de colores que encontremos en la playa hasta las instantáneas de los mejores momentos en la playa o de vacaciones. ¡Las opciones son infinitas! Podemos mezclar el contenido con estampados marineros y con páginas de colores azules que nos inspiren el mar. Una gran idea es utilizar los tickets y recuerdos de nuestros viajes en estos álbumes, ya que normalmente nos parece buena idea guardarlos pero terminan por malograrse en los cajones. Además, puedes combinar tus mejores fotografías de los viajes con otras más espontáneas. Tendrás un recuerdo inigualable y muy personal de tu última escapada.

 

El abanico de colores otoñales

Una nueva estación donde los elementos naturales pueden jugar un papel muy importante. La gama cromática que se despliega durante los meses de otoño es increíble y merece mucho la pena plasmarla en nuestros proyectos de scrapbook. Cartulinas en tonos ocres combinarán a la perfección con hojas de colores rojizos y ocres; los estampados que nos recuerden a la madera o la inclusión de retazos de telas nos puede aportar un toque rústico muy creativo.

 

La alegría navideña

Un regalo navideño en forma de scrapbook como alternativa a la típica postal (o la manera de recuperarla, ¡es una costumbre preciosa!) con muchísimas opciones. El glitter y las estrellas son las reinas de estas fiestas, así como los tonos dorados y rojizos. Algodones, hilos con alambre para crear letras, composiciones geométricas, stickers… Una época del año entrañable para unas creaciones personalizadas capaces de hacer feliz a cualquiera.